martes, 8 de julio de 2014

Experiencias de pacientes con abdominoplastia

En esta sección dejaremos a los visitantes al blog que compartan sus experiencias y la primera de ellas es que ha querido compartir su experiencia es Beatriz, una joven malagueña que pasó por quirófano para librarse de unos kilos de más y que está muy contenta con el resultado. Eso sí, no todos los casos serán satisfactorios.



Hola, soy Beatriz y malagueña.

Hace unos meses me practicaron una abdominoplastia (dermolipectomia). Para evitar problemas opté por un cirujano plástico reconocido, para encontrarlo estuve buscando recomendaciones y contrastando precios durante semanas hasta que tomé la decisión. Es importante informarse sobre el médico que va a tratarte ya que, no lo olvides, tu vida depende de ello ya que es un porcentaje el que no se despierta después de una operación, exactamente entre el 0,2% y el 0,5% fallece. Ya sé que no siempre depende del cirujano pero supongo que habrán más garantías y un mejor resultado respecto a las cicatrices y el post-operatorio.

La operación fue muy bien pero no voy a negar que después de despertarme estuve durante días, casi tres semanas con dolores y con dificultades para levantarme de la cama e ir al baño era toda una misión imposible.

Sin duda los tubos que salían de mi cuerpo para drenar el líquido eran bastante molestos y aparatosos, los tuve durante dos largas semanas y me obligaban a andar encorvada pero lo que más me preocupaba era lo feas que eran las cicatrices, lo que veía no era lo que me habían dicho que “casi no se notarían”. Como ya he dicho el dolor se redujo a las tres semanas y tengo dos cicatrices, una encima de zona púbica y otra más pequeña en mi nuevo ombligo, que por suerte son mucho más pequeñas que el primer día que vi como quedaron. La más grande es bastante fea pero es lo que hay.

Seguro que a la mayoría que llegué a leer esto le gustaría saber cuánto me costó la intervención, pues bien, lo diré, fueron los 4000 euros mejor invertidos de mi vida ya que ahora puedo ponerme unos pantalones vaqueros e incluso biquini, algo totalmente impensable para mí antes de someterme a mi primera operación.

Si tienes dudas sobre si dar el paso o no, ver fotografías del antes y el después en algunas webs pero sobre todo las fotos que te enseñan en la clínica me ayudó a tomar la decisión. Una decisión de la que no me arrepentí más que el primer día que vi las cicatrices. Sobre el cirujano consulta en muchas clínicas de los alrededores pero sobre todo en la capital y aunque lo caro suele ser sinónimo de calidad no siempre lo es. Tampoco dudes en preguntar todas las dudas que tengas ya que es importante tener respuestas a todas las preguntas antes de que te decidas y llegue el día.

Espero que este pequeño relato de mi experiencia os sirva de ayuda alguno/a.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario