miércoles, 2 de abril de 2014

Abdominoplastia

Cirugía Abdominal

La sociedad nos ha convertido en esclavos de nuestro propio cuerpo y son cada vez más las personas que después de probar dietas milagrosas y ejercitarse durante horas en el gimnasio no han logrado tener ni la cintura ni el abdomen que desearían. Además el paso del tiempo o los embarazos provocan que nuestro cuerpo se vuelva flácido y se llene de grasa. Es entonces cuando tenemos que recurrir a tratamientos de cirugía estética para lograr ese prototipo de cuerpo perfecto que venden tanto la televisión como las pasarelas de moda.

La dermolipectomía también conocida como abdominoplastia pretende eliminar la grasa abdominal que no ha desaparecido tras dietas y horas en el gimnasio y definir la piel que ha perdido su elasticidad. Es importante que el paciente sepa que después de la intervención tendrá una cicatriz, que en ocasiones puede ser antiestética por la longitud de ésta pero que en muchas ocasiones es justificada por el gran cambio que el paciente experimenta en su cuerpo.



Procedimiento Quirúrgico

En la parte baja del abdomen se realizará una incisión oblicua, la longitud de ésta dependerá de la cantidad de grasa y de la flacidez del abdomen del paciente. Podría ser como la de una cesárea o llegar prácticamente hasta las espinas ilíacas anteriores. En algunos casos, en los casos extremos en los que haya una mucha flacidez, será necesario hacer unas incisiones en éste para reubicarlo que le corresponde.

Tras realizar la incisión se eleva la piel y el tejido graso hasta llegar al ombligo o a los últimos arcos costales. Es entonces cuando el tejido es oprimido hacia abajo para que el sebo y la piel se estiren retirando el residuo para lograr el ansiado abdomen plano. Para fortalecer la pared del abdomen y eliminar la flacidez se colocan unas suturas.


Preguntas y Respuestas


¿Qué tipo de anestesia se utiliza en esta intervención?

Se utiliza anestesia general que consiste en bloquear la sensibilidad en todo el cuerpodel paciente mediante la utilización de fármacos que suelen ser hipnóticos mediante vía intravenosa, inhalatoria o de ambas.

¿Cuáles son los riesgos que conllevan esta intervención?

Aunque el riesgo es bajo, algunos pacientes pueden presentar:
- Alguna vez, las que menos, el cuerpo suele responder de diferente manera al material del que están realizadas las suturas y por eso la cicatriz podría abrirse.
- Existe un riesgo aunque bajo de sangrado tras la intervención, en este caso habrá que localizar el origen del hematoma y controlarlo.
- Algunos pacientes podrían perder sensibilidad en la zona tratada o en el ombligo.
- Infecciones en la parte superficial de la herida que generalmente responden bien a los antibióticos.
- El tipo de cicatrización del paciente y la habilidad del cirujano serán claves. Las personas que fuman tienen mayor riesgo de tener cicatrices defectuosas.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario